“The Escort” es una película estrenada en 2015 y dirigida por Will Slocombe que encontré por casualidad y que tras su visionado se ha convertido en una de mis películas favoritas.

Tras leer la sinopsis: “Desesperado por una buena historia, un periodista adicto al sexo se zambulle en el mundo de la prostitución de lujo cuando comienza a seguir una joven escort graduada en Stanford.”- (FILMAFFINITY). Quedé fascinado y decidí que tenía que empezar el año con una película así, y acerté.

El guion, realizado por Brandon A. Cohen y Michael Doneger, resulta impresionante, literalmente, nunca una película había logrado resultar tan imprevisible como esta, con giros inesperados que hacen que no sea otra comedia romántica sino mi comedia romántica favorita después de unas cuantas en la memoria. No puedo desvelar esos detalles porque precisamente son la clave del encanto de esta filmación.

Si la trama ya me enamoró, la interpretación de los personajes es sublime y el casting es sin duda pieza clave para su éxito.

A nivel técnico la película no desmerece, con escenas cuya iluminación, de Kyle Klutz, me envuelve completamente y planos que nunca me convencieron pero que, en esta ocasión, hacen que sea visualmente impactante.

Si algo pido de una película es que no sea predecible, y esta, aunque todos sabemos cómo acabará desde que los personajes se conocen, lo que sucede entremedias es un bombardeo de creatividad que recomiendo no perderse.

En sus escasos 88 minutos no dejé de mirar, y eso, en una sociedad donde el smartphone nos tiene completamente atrapados, es la prueba de que una película funciona, pues entretiene suficiente para hacer que no pienses en otra cosa.

Durante el comienzo de la relación de los personajes, hacen alusión a la película ya clásica “Pretty Woman” y no es de extrañar dado que, en cierto modo, esta historia guarda, desde mi punto de vista, una compleja similitud tratada con frescura y creatividad.

Hay pocas comedias que me gusta repetir, “Primos” es una de ellas, y ahora, “The Escort” se ha convertido en la segunda del ranking, la primera en habla no hispana.