Sí, ya estoy de nuevo con mis juegos de palabras.

Y es que debo ser el escritor menos puntual de todos, porque este diario reactivo es un rato activo sí, pero periódico no demasiado y se me acumulan las cosas que contar.

Ya que se me ha ocurrido ese título os hablaré de mi primera ponencia presencial.

No os preocupéis por el título, lo de encía es porque de tanto tener los dientes largos intentando alcanzar el éxito… pues eso. Que pon a prueba tus encías no vaya a ser que no puedas morder cuando te llegue el momento.

Y es que un día te viene la responsable del estudio donde tienes el co-working y te pregunta si tienes preparada la ponencia que das. Y me quedo: ¿Qué doy qué? ¿Quién dijo eso? Completamente desinformado y algo extrañado de haber sido el elegido para semejante evento.

Y sí, era real, había sido seleccionado entre un montón de candidatos así que solo quedaba una semana para planificarlo todo, pensar el tema, buscar recursos, modelos, inventario, atrezo, ¡TODO!

Y me lo pasé en grande. Salí ahí con toda la seguridad del mundo sin siquiera haberlo ensayado. Yo, mi presentación en Keynote (el PowerPoint de Apple) y un público mayormente fotógrafos en activo. Osea gente que trabaja de aquello en lo que yo fracasé.

Solté mi charla como quien sube a un escenario de TEDx y di paso al espectáculo.

Y es que si algo quiero implantar en todas las formaciones es que la teoría sin práctica no sirve de nada. Así que conceptos básicos y a practicar. El concepto era “Experiencia” y eso de ver y ver y ver hacer es una metodología inadecuada. Cámara en mano, pruebas y preguntas sobre la marcha. Que prueben y prueben, que aquí no hay errores, solo gustos, que el arte es subjetivo aunque obviamente hay principios que tener en cuenta.

Ese día me crecí, me llené la mochila de seguridad, de talento, de confianza, de experiencia. Y me vino de lujo para capítulos posteriores que ya viví, pero están en postproducción para vosotras.

Os dejo con un vídeo aceleradísimo con música de lo que fue la parte teórica introductoria.

Y nos vemos en los próximos #KinaHausExperience

Gracias por leerme

Subscríbete para recibirme en tu email al instante de publicar mis cosas que no pasan como cuento.

¡No envío spam! Lee la p... política de privacidad para perder tu tiempo..